Proyecto de renovación y mejora del CatHotel y el Porche Felino de La Feliguardería

Cuando empezó a formarse una colonia en la parcela, y a medida que fue creciendo a toda velocidad, me vi en la urgencia de cubrir las necesidades de los gatos con lo que tenía a mano, con lo que mis energías y mi economía me iban permitiendo. En poco tiempo nuestra casa dejó de ser un hogar y pasó a

ser un refugio de gatos montado deprisa y corriendo, con más amor y voluntad que medios.

Ahora que la colonia está controlada y el estrés y la tensión han bajado un poco, he podido pararme a mirar a mi alrededor y no me gusta lo que veo. En estos cuatro años hemos pasado de tener treinta gatos a tener casi setenta, con una época en la que tuvimos más de cien. Hemos pasado de vivir en un hogar a vivir en un refugio hecho de prisa y corriendo.

Las cosas que están fuera, básicamente en lo que yo llamo el Hotel, o el CatHotel, están bien el día que las pongo, porque al día siguiente, además de los destrozos que hayan podido hacer los gatos (ropa retirada, sucia, cartones apartados o rotos…), el viento ha levantado las mantas y ha movido los cartones. Durante los casi nueve meses de invierno, la humedad, la lluvia y el hielo lo han empapado todo y no se seca fácilmente. Las cuevas que les hice están protegidas con mantas y plásticos que tengo que atar para que no se vuelen, pero eso hace que limpiarlas sea muy difícil. Además, las mantas que hay en el interior de las cuevas se humedecen o directamente se mojan, y no se secan. Tendría que cambiarlas cada día y es algo que no puedo hacer. Eso lo pagan los gatos que duermen dentro, porque son chapuzas hechas sin medios, en momentos de necesidad urgente, lo que hace que los gatos estén resfriados y con problemas diversos, que se cronifican muchas veces.

Como podéis ver, la mayor parte del año los gatos de la colonia que no entran en casa (colonia que se ha criado y vive en nuestra misma parcela), no están bien atendidos. Sería necesario que tuviéramos cosas más sencillas de limpiar con mis pocas energías, para conseguir que los gatos siempre tuvieran sus cuevas con las mantas secas y bien puestas, y lo mismo por fuera. Ahora no puedo aspirar a limpiar y ordenar la zona del CatHotel más que dos veces al año… y gracias. Y así está, que da pena verlo y a los gatos no les sirve.

Algo parecido pasa con el porche, que hasta hace dos días estaba lleno de cajas y rincones para los gatos, de cuando nos juntamos con más de cien gatos y en algún sitio había que meterlos. Y daba pena porque con tantas cosas por medio nos resultaba imposible mantener una limpieza regular. En los últimos meses, gracias a los generosos regalos de unas cuantas personas, que nos han donado casitas, camas y literas, he podido ir arreglando un poco el porche y ya empieza a parecer otra cosa. Pero aún hay unas cuantas cosas que mejorar ahí para que pueda mantener en él la limpieza y el orden que son necesarios.

Por todo esto, a lo largo de los últimos meses, y gracias al apoyo y empuje de una persona a la que tengo mucho que agradecer, he decidido abrir este evento para ver si hay alguien que pueda ayudarnos con lo que buenamente pueda para arreglar estas dos zonas, el CatHotel y el Porche Felino, para que estén de tal forma que yo pueda limpiar y ordenar fácilmente con la regularidad necesaria, de forma que los gatos estén cómodos y bien atendidos y no pasen frío, no se mojen, no se resfríen y su salud no se resienta.

Para ello, he diseñado unas casitas específicas que permitirán que esté todo más protegido del viento, la lluvia, la humedad y el hielo. Y además en ellas será tan fácil cambiar la ropa y secar lo mojado, que podré hacerlo con tanta asiduidad como sea necesario.

Estas casetas las voy a comprar a Gatos Ancat, y así de paso ellos también reciben una ayuda que necesitan muchísimo para sus gatos. Son tres casitas de un modelo, dos de otro modelo y una de un tercer modelo. Tenéis los bocetos puestos en la foto de la cabecera. También les compraremos dos arcones tipo sofá que nos permitirán sustituir los viejísimos y cochambrosos sofá y pseudo-sofá que tenemos ahora. En ellos, los gatos podrán tomar el sol tranquilamente, como y donde les gusta, y podremos guardar las mantas y demás ropa para las casitas, sin tener que subir cada vez a la planta superior, que es donde las tengo ahora (no tengo otro sitio), cosa que me evitará gastar unas energías que no tengo, lo que facilitará el cambio de mantas regular y su limpieza.

El presupuesto de todo esto ronda los 900€. Es mucho, muchísimo, pero es necesario para el bienestar de los gatos. (Si alguien quiere el presupuesto exacto, se lo paso en privado). Yo cada día tengo menos fuerzas para cuidar de ellos debidamente y necesitamos que las cosas estén lo más fáciles y sencillas posible para el beneficio de los gatos. Si podéis ayudarnos, cada euro será bienvenido. Iré abriendo sorteos, subastas específicas y cualquier cosa que se me ocurra, y todo lo iré poniendo aquí, pero si alguien quiere aportar algo directamente, estos son los datos:

Cuenta para los ingresos:

Entidad: La Caixa
Titular: Isabel Ferrer Martínez
Número de cuenta: 2100 0778 91 01 00041711
IBAN: ES76 2100 0778 9101 0004 1711
BIC: CAIXESBBXXX

Ingresos por PayPal: feliguarderia@gmail.com

A medida que vayamos reuniendo el dinero para ir comprando una de las casitas o un arcón, lo iré poniendo aquí. Lo mismo que las fotos cada vez que tengamos algo nuevo colocado en su sitio.

Ojalá, antes de que llegue el próximo invierno, tengamos ya algo preparado para que los gatos este año no se mojen, no pasen frío y no enfermen.

Para quienes no nos conocéis, aquí podéis seguirnos: https://www.facebook.com/groups/430320960418793/?fref=ts

Muchísimas gracias a todos por ayudarnos a ayudarles.

▼ Show More Information

adress is not specified
18 April , Wednesday 00:00